EN LUGAR DE PREOCUPARTE, SONRÍE; SONRÍELE A LA VIDA

Cuando estás tumbado en la cama y no puedes dormir, quédate simplemente ahí tendido; disfruta de la aspiración y espiración del aire. Sonríe. sonríele a la vida, sonríe al momento presente. Es un momento maravilloso. No te preocupes, incluso aunque no puedas dormir lo suficiente. El simple hecho de estar ahí acostado, disfrutando del momento presente y gozando de la aspiración y espiración del aire en una cama cálida, ya es muy importante. Si el cuerpo y la mente están en un estado tal, te dormirás de forma natural, mucho más fácilmente que cuando das vueltas y vueltas y empiezas a pensar y a preocuparte.

THICH NHAT HANH

CONTEMPLAR LO EFÍMERO DE LA EXISTENCIA NOS AYUDARÁ A AMAR MÁS

Cuando tenemos problemas con nuestra pareja, con nuestros hijos o con nuestros padres, empezamos a discutir. Buda nos dice:”Querido amigo, querida amiga, cierra los ojos un  momento. Imagínate dónde estarás dentro de trescientos años. ¿Qué quedará de vuestro entorno dentro de trescientos años? ¿Qué quedará de vosotros mismos?. No es inteligente discutir y darse sufrimientos los unos a los otros. Todo cambiará, se transformará. No seáis tan duros. La vida es corta”. Cuando volvamos a abrir los ojos, ya no querremos seguir discutiendo. Lo que desearemos es abrazar con cariño a los demás.

THICH NHAT HANH



SER FELIZ SÓLO ES POSIBLE EN EL MOMENTO PRESENTE

Uno de nuestros errores más grandes es creer que la suerte sólo es posible en el futuro. Pensamos: “¡Nada, de momento no hay suficientes cosas que me hagan feliz!. Todavía necesito algunas cosas para poder serlo”. Así es como sacrificamos el presente al futuro. Sin embargo, si de verdad estuviéramos presentes en el tiempo presente, os daríamos cuenta de que tenemos razones suficientes para ser felices. Siéntate un rato y escribe en  un papel todos aquellos requisitos que necesitas para ser feliz y que se cumplen en tu vida. Te sorprenderá ver que necesitas cinco o seis hojas de papel.

THICH NHAT HANH