Pensamiento de la semana

Ya no me enojo

Anuncios

NUESTROS ANTEPASADOS Y NUESTROS DESCENDIENTES VIVEN DENTRO DE NOSOTROS

La genética muestra que nuestros padres nos han transmitido todo su ser. No podemos desprendernos de nuestros padres, de nuestros antepasados, porque cada una de nuestras células contiene la herencia de nuestros abuelos. No podemos separar a nuestro padre o a nuestra madre de nosotros, porque nosotros somos nuestro padre y nuestra madre. Cuando nos enfadamos con alguno de ellos, lo estamos con nosotros mismos. Cuando nos enojamos con nuestros hijos, lo estamos también con nosotros mismos.

LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE INTERRUMPE LA CORRIENTE DE NUESTROS PENSAMIENTOS: REGRESAMOS A NOSOTROS MISMOS, A CASA.

La mayoría de nosotros nos pasamos demasiado tiempo pensando. Pero posiblemente todos estos pensamientos no nos son muy útiles. Muchos de nuestros pensamientos se ocupan de las cosas que ya han pasado o de las que están por venir (aunque quizá no sucedan nunca).

Así pues, nuestros pensamientos vagan por el presente o por el futuro; estamos ocupados con nuestros miedos y preocupaciones, con nuestros proyectos o aflicciones. Pensar puede ser muy productivo si permitimos que esto suceda con concentración y entendimiento. Sin embargo cuando día y noche estamos con la misma cantinela sin fin ocupando nuestra mente, nos quedamos atrapados en nuestros pensamientos; somos sus prisioneros.

THICH NHAT HANH