EL PUNTO NEGRO

Cierto día, un profesor entra al aula y les dice a los alumnos que se preparen para un examen sorpresa. Todos estaban nerviosos, mientras el Maestro iba entregando la hoja del examen con la parte frontal hacia abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba. Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que dieran vuelta a la misma y vieran el contenido. Para sorpresa generalizada era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo:- “Ahora vais a escribir una redacción sobre lo que estáis viendo en ese papel. “Todos se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían. Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta.

Sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.

Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera:

-” Este examen no es para dar una nota, os servirá como lección de vida. Nadie habló de la parte blanca de la hoja, que como veis es la que mayor superficie ocupa, habéis centrado la atención en el punto negro…!”

Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero, centramos la mente y la conciencia en los puntos negros!

La vida está llena de cariño y amor, siempre tenemos sobrados motivos para alegrarnos, por nuestra familia, por los amigos que nos apoyan, por los milagros que nos suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro.

Ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar o amigo, la corrupción de nuestra clase política, una monarquía bochornosa, la crisis económica creada por una banca que sostiene y financia el poder político…etc.

Los PUNTOS NEGROS son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente en todo momento.

Saquemos la CONCIENCIA y la ATENCIÓN MENTAL de los puntos negros, aprovechemos el milagro de nuestra vida a cada momento.

Este año será BUENO o MALO, no en función de nuestras circunstancias externas, y negatividad ajena, SINO EN FUNCIÓN DEL USO QUE HAGAMOS DE LAS 365 OPORTUNIDADES QUE TENDREMOS A LO LARGO DE EL.

SEAMOS FELICES POR NOSOTROS MISMOS!!

 

CAMINO AL DESPERTAR

Camino al despertar

Mientras la vida va sucediendo, todos buscamos alivio… alivio de sufrimiento. Vivimos una serie de experiencias, de las cuales sentimos dolor. No son las experiencias en sí las que nos causan dolor y sufrimiento, sino que es nuestro grado de aferramiento propio (apego al yo).

Buscamos y buscamos alivio… acudimos a terapias y más terapias… visitamos especialistas y más especialistas… gastamos mucho tiempo y dinero en encontrar aunque sea solo un poquito de alivio… pero pasados unos minutos, o un par de días, volvemos a sentir otra vez lo mismo.

El alivio a nuestro dolor no es lo que hay que buscar, éste es el camino erróneo… El camino correcto es aprender a desapegarse del yo. Mientras sigamos creyendo que somos una entidad, habrá sufrimiento… habrá dolor… pero todo lo que hay que hacer, es permanecer como el observador.

Permanece en silencio y deja que la mente se calme, entonces surgirá tu verdadera naturaleza… ánclate a eso, identifícate con eso que Es… eso que siempre es consciente de todo lo que acontece. Y te darás cuenta de que todo lo que sucede, es tan solo una experiencia colectiva… una danza, un juego, una película sin fin, y que tú tan solo eres el espectador. Entonces ya no habrá apego, solo comprensión, y por tanto, ni sufrimiento, ni dolor.

 

MANIFIESTO

MANIFIESTO

1. No eres una princesa y no lo serás nunca, salvo que tu mamá o tu papá sean reyes o conozcas un príncipe, te guste y te cases con él. Eres una niña común y corriente. Si vas a identificarte con algo, tanto da que sea con princesas como con amazonas, guerreras, artistas o jugadoras de fútbol.

2. Los príncipes azules no existen. Pertenecen a los cuentos de hadas que te cuentan para que asumas que tu rol en el mundo es el de esperar al hombre ideal que te alivie de las cargas de ser una mujer responsable y autónoma, que te salve de las fatigas de la sociedad y te convierta en madre de niños que se supone deberían completarte como ser humano.

2b. Te pueden gustar los niños, las niñas, l@s niñ@s, ambos o ninguno. Gusto, enamoramiento y amor no son lo mismo, ni van siempre de la mano.

3. Todos los juguetes del mundo son para ti. No es verdad que haya cosas de varones y cosas de nenas. Te van a regalar cocinitas, bebés de juguete y sets de belleza para que te habitúes a esas actividades cuando crezcas, incluso si estudias una carrera y te apasionas por una profesión. Si quieres tener más carritos que muñecas está bien. No dejes que nadie te diga lo contrario.

4.No hay límites para tus ganas de ser libre. Lo mejor que te puede pasar en la vida es elegir más allá de tu género, sin condiciones, y que tus elecciones varíen tanto como lo desees.

5.No aceptes que te digan “una niña no hace eso”. Los que te hablen así (incluso si son tus padres), quieren cortarte las alas y marcarte un camino que creen que deberías seguir. Defiende tus decisiones, crece sabiendo que los que sostienen divisiones según el sexo tienen cerebros chiquitos y mentes de villanos.

6. Trépate a todos los árboles que puedas. Eso no es ser “marimacho”, es estar viva y saber jugar. Recuerda que para eso vas a necesitar ropa cómoda.

7.Incluso ahora, cuando la mujer recorrió gran parte de su largo camino hacia la liberación, vas a encontrar discriminación en los que te rodean. Recuerda que lo hacen porque tienen miedo y son ignorantes. Si puedes explícales que están equivocados. Si no, sigue en lo tuyo: que tu vida sea la mejor prueba de que no saben lo que dicen porque no lo han pensado bien.

8.El mundo está lleno de colores bellísimos, el rosa es uno más. Que tu existencia sea un arco iris, no un merengue o una telenovela.

9.Búscate juegos que vayan más allá de cambiar pañales, dar mamilas de mentira y usar ollas de plástico.

10.Los chicos tienen pene y tú vagina y vulva. No te falta nada, lo de la envidia del pene es un invento para que pienses que ellos son mejores.

11.Evita las publicidades. Evita las modas. Evita todo lo que te quieran imponer desde la televisión, hasta que puedas discernir qué te sirve de todo eso.

12.Que una persona tenga más cosas que tú, no significa que sea más feliz.

13.Nunca jamás dejes de preguntar por qué las cosas son como son. Nunca te conformes con la primera respuesta. Nunca te quedes con dudas si puedes sacártelas. El conocimiento es luminoso y te abre puertas.

14.Huye de la violencia. No porque sea patrimonio de los hombres, sino porque es la herramienta de los imbéciles. Pero si alguna vez te atacan y necesitas defenderte, recuerda: LA DEFENSA NO ES VIOLENCIA, ES TU DERECHO.

15.Nadie va a quererte más porque seas muy flaca ni porque tengas tetas grandes. Al menos nadie que valga la pena conocer.

16.Mirar caricaturas está bien, pero también lee. Lee mucho. Lee hasta que te duelan los ojos. Lee cuentos, novelas, historias de piratas, extraterrestres y ballenas blancas. Incluso si al principio no entiendes lo que estás leyendo porque eres chiquita, algo de eso queda en tu cabeza y la abre.

17.No descartes leer Cenicienta, pero acuérdate que ella y todas las demás se cansaron del “y vivieron felices para siempre”, en la parte que viene después y que ya no sale en el cuento.

18.Lo mismo aplica para la música, el mundo no se termina en Shakira y Selena Gómez. Si puedes, aprende a tocar algún instrumento, el que sea.

19.Casarte y ser mamá es uno de tus destinos posibles, no es obligatorio. Tu futuro no está escrito en piedra, es como el barro y puedes moldearlo.

20. Nunca eres muy chiquita para entender, lo que pasa es que a veces los grandes no sabemos cómo explicarte.

21. No siempre hubo mujeres presidentas. Son el producto de siglos de lucha y esfuerzo. No olvides a las mujeres que vivieron y lucharon antes que tú, les debes mucho de tu libertad.

22. Las chicas que aparecen desnudas en las tapas de las revistas y en la tele lo hacen porque creen que no tienen otra cosa que mostrar. Y no está mal, no hay por qué juzgar la forma de ganar de dinero de las personas. Pero yo te recomendaría mostrar tu cerebro, que al contrario que el trasero, se te va a poner más firme con los años.

 

HERMOSA COSTUMBRE

Ale Velasco

Hay una tribu africana que tiene una hermosa costumbre.

Cuando alguien hace algo que consideran incorrecto, ellos llevan a la persona al centro de la aldea y toda la tribu viene y lo rodea. Durante dos días, ellos le dicen todas las cosas buenas que él ya ha hecho.

Se dice que esta gente piensa que todo ser humano viene al mundo como un ser bueno. Cada uno de nosotros, deseando seguridad, amor, paz y felicidad, pero a veces, en la busca de esas cosas, las personas cometemos errores.

La comunidad ve aquellos errores como un grito de ayuda.

La tribu se reúne para reconectarlo recordándole quien es realmente, hasta que él recuerde su verdad, de la cual se había desconectado temporalmente: “Yo soy bueno”.

‪#‎Sawabona es un saludo usado en África del Sur y quiere decir: “Yo te respeto y te valoro. Eres importante para mí.”

A esta frase, las personas resopnden ‪#‎Shikoba que significa: “Entonces, yo existo para ti.”

¿Imaginas hacer lo mismo en la tribu familiar? ¿Crees que sea posible?

A MIS ANCESTROS

A mis ancestros
Con los ojos cerrados dije: lo siento. Y escuché una voz lejana que decía: lo siento!. Con gran respeto le respondí: Lo sé. Después pronuncié: Perdóname. Y la misma voz lejana dijo: Por favor perdóname. Con asombro le respondí: Te perdono. Continué diciendo: Gracias. Y esa voz dijo: Te agradezco. A lo que respondí: Con una sonrisa. Finalmente grité: Te amo. Y la voz dijo: Claro que te amo! A lo que respondí: Ahora lo sé.
Entonces sorprendida, lloré. No sé de quien es la voz (no es un eco). En realidad no estoy interesada en averiguarlo. Al estar tan conectados, esta voz que me pide perdón y que a la vez me perdona, puedes ser tú hace dos mil años, puedo ser yo misma al principio de la Creación, o quizás alguien que aún no ha nacido y desea hacerlo.
No sé. No estoy interesada en saberlo. No nacimos para estar buscando, nacimos para dejarnos encontrar, para amar, o sea ser amantes. Sólo hay uno de nosotros. La unidad.
Sé que esto no es fácil de asumir, para mí no todo el tiempo lo es. Pero en el juego mental, somos miles de millones y cada uno supuestamente actúa por separado. Esto es lo que permite que las relaciones tal como las vemos, tengan lugar. Y está bien.
Sin embargo, después de que experimenté esto, pude ver que si bien no comprendemos que somos la unidad, estamos tan fuertemente conectados, que cuando yo pido perdón, alguien me está pidiendo perdón, que cuando yo perdono, ese alguien me perdona. Que en la misma medida en que perdonamos, así somos perdonados.
Que en el juego de la vida, las voces ancestrales se cuelan al presente para darnos una oportunidad, que ellos anhelan, y que nosotros merecemos. Tú eres la mejor oportunidad que tiene el mundo, por no decirte que la única. «En todas tus desesperanzas, en todas tus desilusiones, tus frustraciones, tus rencores, tu dolor, tu culpa, tu nostalgia, tu carencia, tu pesar… Una voz que no parece tuya, te susurra: Te quiero, lo siento, por favor perdóname, gracias. Y tú le escuchas. Y le quieres. Y lo sientes. Y le perdonas. Y le agradeces. Y sonríes. Te descubres en ella. Y vuelves a empezar.»

Vivi Cervera

Publicado por Brigitte Viguier 🌹                                    

SENTARSE SIGNIFICA ESTAR MUY PRESENTE: TOTALMENTE VIVO EN MEDIO DEL MILAGRO DE LA VIDA.

¡Cada vez que te sientes, hazlo como un Buda! Sea en tu salón, al pie de un árbol o en un cojín, siéntate y disfruta el estar sentado. Cuando sepas cómo disfrutar del hecho de estar sentado, entonces la meditación que se realiza sentado dejará de ser una práctica penosa. te sientas y no haces nada en absoluto. Sencillamente te sientas y disfrutas ese momento. Ese disfrute depende sólo de la calidad de tu “estar ahí”. Que estés solo o con algunos amigos significa hacer realidad tu verdadera presencia.

THICH NHAT HANH